De acuerdo con la versión de la Policía, recogida por El Heraldo, el agresor, identificado como Arias Miguel Saltarín Jiménez, citó a su expareja y ella llegó acompañada de la niña.

Luego de una discusión entre los adultos, el hombre procedió a destapar una botella y le arrojó el ácido, que también le cayó a la menor, pues estaba en los brazos de su madre, informó el medio.

El líquido, dice el diario, alcanzó los brazos de la mujer y la espalda de la pequeña, por lo que fueron remitidas de urgencia a un centro médico de la ciudad.

Por su parte, la Policía llegó al lugar de los hechos, capturó al hombre e impidió que los vecinos del sector lo lincharan, afirma El Heraldo.

Entretanto, Blu Radio publicó un video en el que el hombre aseguró que consiguió el ácido en Cartagena y que nunca tuvo la intención de herir a la pequeña, que se confirmó es su hija.