La víctima de 40 años recibió tres heridas con arma blanca, una de estas mortal en el pecho, que le propinó el cuñado de su compañera sentimental. Los hechos ocurrieron el pasado 25 de abril, de acuerdo con el portal Laboyanos.com.

Funcionarios de la Policía y Bomberos auxiliaron al hombre y lo trasladaron a un centro médico del municipio—ignorando que era positivo para coronavirus—, donde falleció, agregó el medio.

No obstante, durante las investigaciones para determinar por qué Pérez estaba violando la medida de aislamiento obligatoria, los médicos decidieron practicarle la prueba del COVID-19, ya que les generaba sospechas por los recientes casos diagnosticados en el pueblo.

Pese a que se hizo el examen, los resultados fueron entregados a sus familiares hasta este jueves (30 de abril). Así lo confirmó al medio digital Nancy Pérez, hermana de la víctima:

“Me llamaron para decirme que las pruebas de mi hermano salieron positivas por (COVID-19). La señora me dijo que me pedía el favor de reunir los datos de las personas que habían estado con él”.

Cinco días después de la tragedia y cuando los familiares y vecinos del fallecido habían asistido al funeral y al entierro, fueron informados de que Pérez estaba contagiado, confirmó la esposa del hombre a Laboyanos.com.

Ahora, las 40 personas que tuvieron contacto directo con la víctima en el festejo fúnebre, y los funcionarios que lo atendieron cuando estaba herido se encuentran preocupados.

Por esto, las autoridades sanitarias ordenaron el aislamiento obligatorio de estos ciudadanos, mientras se realiza las pruebas, concluyó el medio.