“Me dijeron que ahí me habían hecho una brujería y que para quitármela debía matar a la bruja”, contó el hombre luego de ser capturado, según declaración que entregó en El País de Cali el subcomandante de la Policía Metropolitana, coronel Miguel Ángel Botia.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes en una vivienda del barrio Primero de Mayo, en el sur de la ciudad, a donde llegó el hombre a cumplir “una cita que tenía con la pitonisa”. El oficial contó en ese medio que cuando Solís Oquendo, de 51 años, abrió la puerta recibió un disparo en la cabeza, y que allí también fue herido mortalmente un hombre, de 31 años, que estaba con ella.

En ese momento sale el compañero sentimental de la víctima (Jonathan Santamaría) y también le dispara con el arma”, aseguró Botia, que dijo que aunque fue trasladado a un hospital, murió.

Noticias Caracol informó que los actos de “brujería” que denuncia el capturado se los estarían haciendo “por encargo de su amante”, y que al conocer la situación el hombre hizo una primera visita a la vivienda para detallar quién era la mujer detrás de los rituales.

“Al interrogarlo, él dijo: ‘tenía una amante y la amante me hizo brujería. Yo averigüé y lo único que quita la brujería es matar la bruja, por eso la maté”, reiteró el oficial en el noticiero.

La Policía de Cali compartió un video en donde se ve a dos uniformados que trasladan al capturado hasta una estación, ya que cuando lo detuvieron, unas cuadras adelante del sitio de los hechos, le hallaron “el arma de fuego” con la que se habría cometido el doble homicidio.

“El hombre, quien simulaba ser un albañil por su vestimenta, fue capturado cambiándose la camisa”, señaló el coronel Botia en el medio regional, pues al parecer pretendía pasar desapercibido por el barrio.

El Noticiero 90 Minutos publicó fotos de las dos víctimas y un video en el que se muestra la vivienda en donde ocurrió la tragedia.