Geidy David, antioqueña de 28 años de edad, padece de cáncer de cuello uterino y uno de sus mayores anhelos es ver crecer a sus tres hijos, según su testimonio en Los Informantes.

En medio de su relato, la joven madre justo recordó el día en que Lucerito, su hija de 9 años de edad le dijo que no quería que su mamá se le muriera y que el regalo que le pidió “al niño Dios” era nada menos que la salud para su progenitora.

“Yo quiero que usted y yo lleguemos a viejitas”, evocó Geidy sobre el deseo de su hija que se convirtió en su sueño y promesa. Pero esta mamá paisa, precisó el especial periodístico, fue desahuciada y por ello su anhelo se convirtió en miedo.

“No sé si se lo pueda cumplir. Es muy duro”, le confesó David a la directora del programa investigativo. La periodista, con voz entrecortada y secando una lágrima, apenas alcanzó a contestar: “Se tiene que cuidar para que esté más aliviada”.

“Imposible no llorar juntas, se le ve el sufrimiento y se siente su dolor”, anotó la comunicadora, a quien no es común ver llorar en ese programa del Canal Caracol. Al parecer la historia la conmovió más que cualquier otra de sus investigaciones.

Mire aquí la historia completa y la reacción de María Elvira Arango: