La sanción fue impuesta por el juez 13 del circuito penal de Bogotá a los hermanos José Francisco e Inés Margarita por su presunta responsabilidad en la apropiación de los subsidios agrícolas destinados a los campesinos de menores ingresos.

La Fiscalía los había acusado de los delitos peculado por apropiación a favor de terceros y falsedad en documento privado, señala Semana.

Sin embargo, en su condena, el juez los halló responsables del primer delito, a título de intervinientes, pero los exoneró del de falsedad, bajo el argumento de la duda razonable, agrega por su parte Blu Radio. 

Los dos hermanos herederos de una de las familias tradicionales del Magdalena se encuentran actualmente en libertad, y tras el anuncio de su condena se ordenó su detención para que cumplan su pena en un centro de detención, agrega este medio.

También deberán devolver los 1.533 millones de pesos que les entregó el ministerio de Agricultura durante la gestión de Andrés Felipe Arias para programas diferentes a los de apoyar a campesinos sin recursos.

Se demostró que los dos procesados recibieron subsidios por un valor de 4.000 millones de pesos, para ello alteraron documentación sobre los predios que no cumplian con los requisitos exigidos por el Ministerio de Agricultura y así se apropiaron de manera ilegal de dineros del Estado”,

dijo el juez en la audiencia de este lunes en los juzgados de Paloquemao.

Otro miembro del clan, Luis Eduardo Vives, primo de ambos, actualmente paga una pena por el proceso de la parapolítica.

Otros 10 miembros de la familia se acogieron a una conciliación con el ministerio de Agricultura, y devolvieron 4.500 millones de pesos con sus respectivos intereses por lo que fueron liberados de su responsabilidad.