Así lo dice la revista Semana, y recuerda que mientras Miguel paga su pena en una cárcel de Pensilvania, su hermano mayor está recluido en una prisión de Carolina del Norte.

Gilberto es quien se encuentra más delicado de salud pues, a sus 82 años de edad, ha sufrido 2 infartos y tiene cáncer de colon, menciona el semanario.

El medio de comunicación agrega que el exnarcotraficante pide regresar a al país argumentando que, además de los 9 años de cárcel que pagó en Colombia, y que Estados Unidos no ha reconocido, ya cumplió 16 años en el país norteamericano.

Precisamente, en febrero del año pasado, David Óscar Markus, abogado del mayor de los hermanos Rodríguez Orejuela pidió la libertad anticipada para su apoderado amparándose en una ley de reducción de pena y argumentando problemas de salud de su cliente, entre los cuales la defensa mencionó dos tipos de cáncer, de colon y de próstata.

Un mes después de esa solicitud, Markus insistió en la libertad de Gilberto justo cuando comenzaba la pandemia de la COVID-19, frente a lo cual el abogado envió una nueva solicitud de libertad para su cliente pues, indicó en su momento, él estaba “en un riesgo muy alto (…) de contraer el virus”.

¿Quiénes son los hermanos Rodríguez Orejuela?

Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela fueron los fundadores y jefes de la organización criminal conocida como el Cartel de Cali, la cual se dedicó al tráfico de cocaína durante los años 80 y 90, la mayor época de violencia por narcotráfico en Colombia, en la cual también delinquió el Cartel de Medellín, dirigido por el abatido capo Pablo Escobar.

En Colombia, los hermanos Rodríguez Orejuela empezaron trabajando en oficios modestos, crearon la cadena de farmacias Drogas La Rebaja (negocio que se movió así durante la época del Cartel de Cali) y formaron un conglomerado con bancos y equipos deportivos, al tiempo que adquirían poder en numerosos sectores del país y sobornaban a políticos.

Las autoridades colombianas capturaron o forzaron a entregarse en 1995 a los 7 principales jefes del Cartel de Cali entre ellos los dos hermanos.

En 2006, Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela fueron condenados a 30 años de cárcel en una corte de Miami, informó El Tiempo en su momento.