Desde la institución Villas del Progreso, que visitó este jueves, la mandataria se refirió a las decisiones que adoptarán las autoridades para el próximo fin de semana, en Bogotá.

Según dijo, la Alcaldía de Bogotá seguirá la recomendación que hizo el Ministerio de Salud este jueves en una circular para que no haya fiestas en esa fecha, porque la considera “responsable y acertada”.

En ese sentido, López descartó el toque de queda, pero confirmó que los niños tendrán restricciones para salir a la calle o a los centros comerciales a pedir dulces.

“Entonces, este año, el Halloween se celebra en casa […] No es seguro ni bioseguro, ni para niños ni para padres, salir”, puntualizó.

Como López se refirió al tema en un colegio, donde había varios menores escuchándola, les pidió a los padres que “no les vayan a matar el corazón a los niños que no va haber Halloween” y los invitó a hacer la fiesta de los niños, pero de manera diferente y que apelen a la creatividad en sus hogares:

“Vamos a volver la casa una ruta del tesoro para descubrir los dulces y ver dónde están. Vamos a jugar en casa, vamos a compartir virtualmente con otros amiguitos. Nos vamos a disfrazar, pero en la casa“.

Para cerrar su intervención, la alcaldesa aseguró que los bogotanos han respondido de manera correcta a las recomendaciones de las autoridades sin necesidad de imponer una medida tan restrictiva como el toque de queda, y por eso no tampoco se hará en esta oportunidad.

Además, dejó la puerta abierta para que su administración comparta en los próximos días una “orientación muy clara de cómo celebrar el Halloween este año de manera biosegura en casa”.

Justamente, este jueves 22 de octubre, a pocos días de esa fecha especial para los niños, Bogotá registró 2.299 pacientes nuevos y 36 víctimas, y fue la ciudad con los números más altos del boletín diario.