El hallazgo por parte de la Policía de Tuluá se dio sobre el mediodía del jueves, luego de que la comunidad la alertara de que había una cabeza humana en una bolsa negra, indicó el portal regional El Tabloide.

El medio reportó que el paquete estaba frente a una cafetería del centro de ese municipio del Valle, en el sector de La Galería, en inmediaciones a la plaza del mercado.

Según versiones entregadas a la Policía, recogidas por el portal, un hombre en una carretilla fue el que tiró la bolsa negra con la parte humana, que minutos después fue recogida por las autoridades.

Medicina Legal se llevó el hallazgo para determinar la identidad de la persona, que de acuerdo con RCN Radio era un hombre de tez trigueña de mediana edad.

Tras los análisis, los forenses pudieron conocer este viernes que el resto humano era de un joven de 20 años identificado como Manuel Fernando González Nieto, señaló El Tabloide.

La Policía sigue buscando las otras partes del cuerpo de la víctima y a los responsables de este atroz caso, que conmocionó a los habitantes de Tuluá.

Para esclarecer el caso lo más pronto posible, se ofrece una recompensa de hasta 5 millones de pesos, para quien entregue información.