“Si alguien en el Palacio de Nariño está entendiendo que las marchas menos nutridas y la relativa tranquilidad en las protestas son una positiva señal del ‘nancypatrístico’ #NoPudieron, se equivoca. Cuando el agua se retira de la playa, probablemente viene un tsunami”, llama la atención Gómez en su columna del diario capitalino.

Esa afirmación va en línea de lo que sostuvieron la semana pasada las periodistas de Caracol Radio Darcy Quinn y Mábel Lara al tocar el tema de las protestas. Para ellas, lar organizaciones que lideran las marchas tendrían pensado, para enero o febrero de 2020, volver con más ímpetu en sus reclamos.

Destacaron también que en esa nueva oleada de protestas tendrían un papel preponderante los indígenas que, por ejemplo, arribaron a Bogotá y que en principio solo han tenido un papel pasivo de acompañamiento a las protestas a través de su guardia indígena.

“Bien haría el Gobierno en no conmoverse mucho con la dulzura de los villancicos y la natilla, y en aprovechar estas semanas para atender, en su justa medida y sin desdibujar al Estado, las peticiones de quienes protestan”, agrega Gómez en El Tiempo.

Si el Gobierno no lo hace así, “el 20 de enero vamos a estar en las mismas. La mejor Navidad que pueden darnos a los colombianos es que el Gobierno no tenga Navidad”, precisa el columnista.

Un ejemplo de la calma chica que vive el país lo ofrece un sector de los camioneros, que hasta ahora se habían mantenido al margen de las movilizaciones.

Por un lado, está Colfecar, que hace parte del Consejo Gremial y considera que los canales de comunicación con el Gobierno permanecen abiertos. Pero por el otro está la Cruzada Nacional por la Dignidad Camionera, que reúne a la Asociación Nacional de Transportadores, la Asociación de Transportadores de Carga, la Confederación Colombiana de Transportadores y la Fundación de Camioneros de Colombia, que dijo que sí apoya las causas por las que los colombianos están protestando.

“Nosotros somos solidarios con los marchistas. Respetamos profundamente lo que son las marchas, las protestas, porque es verdadero y es justo lo que la gente está pidiendo”, dijo en Noticias Uno Gustavo Betancourt, presidente de la Cruzada por la Dignidad Camionera.