La información fue conocida a través de un comunicado en el que ese movimiento subversivo rechaza los señalamientos del gobierno y de algunos sectores políticos de ser el supuesto perpetrador tras el exterminio de líderes sociales en el país.

Sumado a eso, el oficio tiene el propósito de deslindar al Eln de otro tipo de actividades ilegales como el “narcotráfico o la protección de cultivos, laboratorios, rutas para el comercio de narcóticos”. Incluso, esa guerrilla sostiene que una de sus políticas es no reclutar combatientes.

“Los Estatutos del Eln ordenan que las incorporaciones y retiros sean absolutamente voluntarios y conscientes, y mandan que la edad para el ingreso a la guerrilla sea de 16 años, conforme al Derecho Internacional Humanitario, motivo por el que está proscrito el reclutamiento”, señaló el Comando Central.

No obstante, el Comité Internacional de la Cruz Roja aclaró que si bien el Convenio de Ginebra prohibió, desde 1977, el reclutamiento de niños menores de 15 años en conflictos armados y que la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989 también se establece esa edad como el límite mínimo para el reclutamiento, también precisó que en el año 2000 se estableció un protocolo que eleva el límite de edad obligatorio a los 18 años.

Esa regla “insiste en que los grupos armados no deben reclutar menores de 18 años en ninguna circunstancia e insta a los Estados a penalizar ese tipo de prácticas”, señaló el organismo internacional en su página web.