Cuando la mesa directiva de la Cámara leía los resultados de la votación, que absolvían por amplio margen a Trujillo, algunos congresistas aprovecharon que asistían de manera virtual y celebraron a micrófono abierto.

Uno de ellos insistía diciendo “¡viva Colombia!”, pero otro fue más allá y agregó “¡perdieron los vándalos!”, lo que varios promotores de la moción entendieron como una referencia hacia ellos.

Esa estigmatización es algo que la oposición ha rechazado vehementemente subrayando que sus críticas al ministro y al Gobierno han sido legítimas y no parten de defender a los causantes de desmanes, sino a la efectividad de las autoridades al combatir al crimen, además de la escasa autocrítica para identificar problemas internos que terminan en muertes como las sucedidas en protestas.

La representante Katherine Miranda publicó el video del segmento donde se oye el grito y reprochó la conducta del parlamentario que lo profirió, tachándola de “inaceptable”: “Aquí los vándalos no somos nosotros, ¡mírense ustedes!“.

Su copartidario Inti Asprilla también reaccionó retando al colega que hubiera gritado a “que le de la cara al país”, diciendo que pedirá la grabación de la sesión para identificarlo.

El representante del Polo Democrático Germán Navas aventuró que el responsable sería del Centro Democrático: