La carta, firmada por la ministra Alicia Arango, subraya que “los actos y órdenes del Presidente de la República se aplicarán de manera inmediata y de preferencia sobre los de los gobernadores”, cuyas órdenes, a su vez, “se aplicarán de igual manera y con los mismos efectos en relación con los de los alcaldes”.

Además, el ministerio cita que, según la ley colombiana, la función de los alcaldes es “conservar el orden público en el municipio”, pero hace hincapié en que esto debe ser “de conformidad con la ley y las instrucciones del Presidente de la República y del respectivo gobernador”.

En ese sentido, Arango pide que haya “una articulación (…) buscando la armonización de las decisiones administrativas que se adopten en el terirotio nacional”.

Sin embargo, algunos ven en la circular un mensaje dirigido a algunos alcaldes que, como Claudia López, han salido a relucir en medio de la crisis por medidas más ágiles que las del Gobierno nacional, al punto que a veces parecen opacarlas.

Así lo manifestaron algunas personas en redes sociales:

También hubo quien señaló que el pedido gubernamental tiene sentido pues podrían generarse cruces de órdenes que causen problemas en la forma de reaccionar a la crisis. Sin embargo, destacó que en este momento la lentitud de quien debería mandar la parada al respecto hace que no haya otra opción que tomar la iniciativa: