Luego de salir de la Clínica en la que no lograron recuperar la visión de su ojo izquierdo, aunque no lo perdió, Gareth Sella habló sobre cómo sucedieron los hechos del pasado miércoles en las protestas en el centro de Bogotá.

(Le puede interesar: [Fotos] Con ojos cubiertos y velas encendidas, en Bogotá protestaron por caso Gareth Sella)

El joven de 24 años confirmó que él pertenece al grupo de los escudos azules, razón por la que siempre intenta “estar lejos del choque”, pero fue golpeado cuando intentó irse de las protestas.

En diálogo con el noticiero de Canal Capital, el realizado audiovisual [vea acá parte de su perfil profesional y personal] contó cómo fueron los momentos previos al golpe.

“Detrás de mí no hay manifestantes, ni gente lanzando piedras ni nada. La idea es defender la movilización, pero si no hay, pues no hay razón para ganarse golpes de gratis tampoco. Cuando voy a girar por una calle a mis espaldas ya hay un grupo de policía y Esmad. Estaban formados y ya estaban encerrando esas cuadras para reprimir. Tan pronto me doy vuelta para bajar por donde iba toda la gente, volteó y recibí el impacto por parte del Esmad“, expresó.

Aunque él no se cayó ni quedó inconsciente, el golpe si lo afectó y quedó “mareado” y empezó a pensar en lo peor mientras caminaba sin rumbo fijo entre las calles de la carrera Séptima y la calle 23, dónde ocurrieron los hechos.

“Uno sabe que un impacto en el ojo es algo grave. Sabe de donde viene. Me doy cuenta que no veo, me tocó y estoy sangrando, no puedo controlar el movimiento de abrir y cerrar, me desespero y la gente me empieza a ver muy preocupada. Imaginé que tenía el ojo por fuera o algo así. Me asusté demasiado“,  dijo Sella.

El joven que pertenece a los miembros de la primera línea de los escudos azules, razón por la que se cambió de ropa según los videos que publicaron las autoridades, también explicó esta situación.

“A mí eso me tiene con mucha calma. El hecho de saber que yo siempre estuve lejos de cualquier acto de violencia me tiene muy tranquilo. Lo que van a encontrar, y deben estar supremamente enojados, es que yo estuve caminando adelante“, añadió.

(Vea acá: el primer video en el que se conoció cómo estaba herido Gareth Sella)

Sella sabe que lo que viene es un trámite largo de investigaciones y expresó que ese primer video es una muestra de “cuál va a ser la dinámica de ellos para hacer que se vuelva lento el proceso”, aunque aseguró que él hará una denuncia porque el daño afecta su trabajo “hasta que pueda vivir”.

En otra charla con City TV, Sella afirmó que “hay pocas esperanzas, porque mi ojo no percibe luz“, pero que este incidente no le dañará su futuro porque “quiero seguir en lo mío, en mi cine y en que el país puede cambiar”, reafirmando el video publicado al siguiente día del hecho.