Este viernes se confirmó el fallecimiento del sacerdote franciscano Gabriel Gutiérrez, popularmente conocido en Bogotá como ‘Fray Ñero’. El religioso murió por COVID-19, luego de estar internado durante tres semanas en una unidad de cuidados intensivos de la Clínica Marly.

Durante muchos años, Gutiérrez ayudó a los habitantes de la calle, brindándoles comida, abrigo, o un mensaje de aliento que muchos necesitaban. La pandemia no detuvo el servicio social del cura, quien durante el último año salió como siempre a las calles para buscar la forma más apropiada de darle una mano a los más necesitados.

Ahora ellos lloran la inesperada partida de su querido ‘Fray Ñero’. Uno de ellos recordó entre lágrimas, en diálogo con Noticias Caracol, lo especial que era el apoyo del sacerdote. “Siempre nos tría algo. Un chocolatico o algo, pero ese algo era de corazón”, contó el habitante de calle en el informativo.

El fray estaba esperanzado en que superaría el coronavirus, como se lo hizo saber al noticiero a través de un mensaje de voz que le envió semanas atrás. “Yo estoy confiado en el señor, le pido a Dios, me pongo en sus manos y en la oración de mis hermanos. Vamos con toda confianza en el nombre del Señor. Hay que llevar con paciencia esa situación tan incómoda como la que trae el COVID, no solo a nivel de salud sino a nivel social, mucha gente está sufriendo”, expresó el religioso en aquel entonces.

Este Sábado Santo, varios habitantes de calle se reunieron en el parque Santander, del centro de Bogotá, para rendirle tributo a Gutiérrez. Pancartas con mensajes de agradecimiento y flores fueron las protagonistas en el acto conmemorativo que llevaron a cabo esta mañana.

La alcaldesa Claudia López recordó a ‘Fray Ñero’ como “un guerrero y luchador de los derechos humanos de los habitantes de calle de Bogotá y Colombia”. El arzobispo de Bogotá, Luis José Rueda, lamentó la partida esperando que su obra no se detenga: “Esperamos que la obra de Fray Gabriel dé mucho fruto en hombres y mujer que quieran mirar con cariño y acercarse solidariamente, fraternamente, a los habitantes de calle”.

A continuación, algunas imágenes de la forma como personas sin techo despidieron en las últimas horas al sacerdote que tanto los ayudó durante años: