“Lo que me lleva a decir quiero ser presidenta de este país tiene que ver con las relaciones de violencia sistemática y estructural que hemos vivido como pueblo, comunidades, como mujeres”, dijo Márquez a ese medio.

En ese sentido no dejó de reconocer que el asesinato sistemático de líderes como ella la ha hecho temer que le pase lo mismo, pero que identificarse con las víctimas de tantas masacres le ha ayudado a superar ese miedo: “Soy una mujer negra, racializada, pobre, excluida, que hago parte de la gente que ha estado sufriendo“, asegura.

Aunque no especificó con quién compartiría una consulta, se limitó a decir que se identificará con un proyecto político “que no se lucre a través de la muerte”.

“La gente excluida y marginada en este país es mucho más que las 40 familias que han gobernado”, concluye.

Márquez ha sido lideresa de comunidades principalmente en el Cauca y ha recibido reconocimientos por su labor como el Premio Goldman (el equivalente al Premio Nobel del Medio Ambiente), el Premio Nacional de la defensa de los Derechos Humanos en Colombia, el Premio Joan Alsina de Derechos Humanos de la fundación española Casa América Cataluña e incluso fue incluida en la lista de las cien mujeres más influyentes del mundo de la cadena británica BBC.

Esta es la entrevista de Francia Márquez con Blu Radio: