El ente acusador también informó que movilizó un grupo especial para adelantar las investigaciones, entre las cuales habló de “25 entrevistas a personas que podrían tener conocimiento de estos hechos”.

Antes del anuncio, la Procuraduría había informado que asumía el caso abierto por la oficina de Control Interno Disciplinario del Ejército Nacional, pero se abstenía de hablar de investigación diciendo que los presuntos responsables todavía no estaban identificados, señaló Semana.

La propia Brigada Octava, a la que pertenecerían los responsables de la violación, había hablado de 7 uniformados, pero la Fiscalía será la que aclare del todo la situación después de conocer el resultado del examen practicado por Medicina Legal, el cual ya se practicó este miércoles, según Noticias Caracol.

La delegada para la seguridad ciudadana de esa entidad, Carmen Torres, dijo a ese noticiero que la menor ya fue puesta a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y confirmó la recopilación de testimonios y de algunas pruebas: “Tenemos la entrevista de la víctima, la entrevista de presuntos testigos de los hechos y la aplicación de unas técnicas investigativas como lo son inspección al lugar de los hechos con topógrafo, con luces forenses”, detalló.