Posteriormente, indicó, en Blu Radio, que tenía “muchos amigos” colombianos y que ha estado en varios festivales de poesía en Medellín y Bogotá.

“¿Acaso el hecho de que uno tenga una comunicación, una amistad con un colombiano qué? ¿Me hace a mí sujeto de una captura por parte de la Interpol o de la Policía colombiana? Esto es un ridículo” agregó Saab.

El fiscal le dijo a Néstor Morales, periodista que hizo la pregunta, que él no lo iba a criticar si el comunicador tenía amigos venezolanos, de su misma profesión, “que buscan el derrocamiento del gobierno [de Maduro] legítimamente constituido”.

Continuó diciéndole a Morales que sus amistades colombianas tienen diversas ideologías políticas, que espera seguir conservando pese a “la polémica que existe”, y que su relación con Gustavo Petro nació cuando Saab era diputado.

“A Petro yo lo conocí cuando era diputado. Yo fui a Colombia siendo presidente de la Comisión Política Exterior y me llegué a reunir con quien era, en ese momento, el presidente del Congreso [colombiano]. Hay fotos en las que yo aparezco con Vargas Lleras”, expresó.

Saab concluyó diciendo, en la entrevista, que no debería causar sorpresa que él tenga amistad con cualquier “colombiano o colombiana, sea de cualquier tendencia política”. Y reveló que también era amigo de Piedad Córdoba y de periodistas, que no iba a nombrar porque si los nombraba “los irá a detener la Policía colombiana”.