El extraño comportamiento del falso militar, cuando fue detenido, llevó a los agentes de Tránsito a verificar su identidad con otros soldados que estaban en la zona, informó Noticias Caracol. 

Mientras pasaban los minutos nadie podía dar razón del sujeto, que pedía que se comunicaran con un sargento inexistente, y argumentaba que tenía que llegar rápidamente a Villavicencio para entregar el carro en un taller mecánico, añadió el noticiero.  

Según voceros del Ejército consultados por Noticias Caracol, efectivamente, el hombre no es militar y había tomado el uniforme de su esposa, que sí hace parte de las Fuerzas Armadas, para usarlo en su viaje hasta la capital del Meta.  

Al respecto, el general Carlos Rodríguez, Director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, señaló cuáles son los delitos por los que se oficializó la captura del infractor. 

Esta persona quedó individualizada por delito contra la salud pública (violación de la cuarentena nacional obligatoria) y por la utilización de uniforme de uso privativo”, apuntó, en diálogo con ese canal.