“8 extranjeros que están fuera del país y que han manifestado, algunos en redes sociales y otros que se han identificado por fuentes humanas, que quieren ingresar a nuestro territorio a afectar, precisamente, las marchas del próximo 21 de noviembre”, expresó el director de la entidad, Christian Krüger.

El alto funcionario dijo que los puntos migratorios en todo el país buscarán garantizar que esas personas no entren a Colombia en los próximos días.

Pero según la información que entregó Krüger a medios de comunicación, ya “hay otros” extranjeros que están en Colombia y tienen las mismas intenciones.

Por eso, dijo, los están identificando y recopilando material “para poder adelantar los procesos que correspondientes como autoridad migratoria”.

A dos de ellos, por ejemplo, los ubicaron en el municipio de El Rosal, Cundinamarca. Se trata de ciudadanos venezolanos que fueron expulsados del país porque “querían afectar la seguridad ciudadana y el orden público” de la jornada nacional del próximo jueves.

Venezolanos expulsados
Venezolanos expulsados de Colombia / Migración Colombia

Estas dos personas se suman a los 7 que fueron expulsados en días pasados por la autoridad migratoria colombiana por esta misma razón.

Krüger cerró la cifra en once extranjeros en el país, sin detallar las nacionalidades, que tenían esas intenciones y les envió un mensaje:

“Respetamos el derecho a la protesta, siempre que ésta se haga, como dice nuestra Constitución, de manera pacífica. No vamos a permitir que ningún ciudadano extranjero venga a afectar nuestra tranquilidad, nuestra seguridad. A los extranjeros que pretenden ingresar a Colombia con este fin, les decimos que no lo hagan, ya que les aseguro que serán inadmitidos. Y a aquellos extranjeros que están actualmente en el país, los invitamos a que si quieren participar de la marcha lo hagan con respeto, manteniendo el orden y de manera pacífica, ya que de lo contrario procederemos a sancionarlos con todo el rigor”.