Así se lo aseguró a Noticias Uno un hombre que prefirió reservar su identidad y que llegó a conformar ese grupo de protección: “Hasta cuando yo estuve, había 95 personas conmigo”.

La denuncia detalla que pese a que Martínez no ocupa el cargo desde mayo pasado, esa gran cantidad de personas están a su servicio y el de su familia así:

48 hombres para Martínez distribuidos en 2 turnos de 24 horas
36 hombres para la familia divididos en 2 turnos de 18 horas

Además, agrega el medio, el también exministro cuenta con 10 vehículos que tienen equipos especiales y otros grupos de apoyo logístico. “No hay ningún vehículo que no sea de la institución: pesados, livianos. Hasta, por cierto, los inhibidores”, puntualizó el testigo.

Todo esto pese a que la Resolución 1704 de 2014, que regula las políticas de seguridad en la Fiscalía y que determina el número de escoltas según los cargos y niveles de riesgo que tenga cada funcionario, establece que los exfiscales solo tienen aprobado un vehículo y dos escoltas.

El documento detalla que el esquema se puede ampliar si la persona se encuentra en mayor vulnerabilidad y riesgo, pero el número de recursos que utiliza Martínez “parece excesivo”, agrega el informativo.

Por último, el medio señala que ese mismo texto ordena que para el fiscal general en ejercicio, cargo que actualmente ocupa Fabio Espitia, se deben asignar 2 vehículos y 5 escoltas.

En este caso, esa directriz tampoco se cumple, pues pese a que el fiscal encargado también lo supera, sigue siendo infinitamente menor que el de Martínez.

A Espitia lo custodian “ocho personas no más, son 16 para los dos turnos”, finalizó el testigo.