El texto califica las políticas de la administración de Iván Duque como “la más exitosa de los últimos 10 años”, pues durante el 2020 la erradicación forzada logró acabar con 130.000 hectáreas de cultivos ilícitos, según Noticias RCN.

La certificación de Estados Unidos se conoce unos días después de que el diario británico The Financial Times asegurara que hoy en día Colombia produce más cocaína que en la época de Pablo Escobar.

La tendencia de crecimiento de los cultivos de coca en Colombia se frenó en 2018 pero el número de hectáreas sembradas sigue en máximos históricos pese a que pasó de 171.000 en 2017 a 154.000 en 2019, según los informes de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC).

En ese sentido, el gobierno de Joe Biden exigió una estrategia integral que incluya la fumigación aérea para que el congreso desembolse alrededor de 25 millones de dólares, que representan apenas un 20 % del presupuesto que Estados Unidos destina a Colombia para combatir las drogas, agregó el informativo.

Al conocer la noticia el Gobierno Duque recibió con agrado el respaldo al uso de la aspersión aérea para acelerar la erradicación de cultivos de coca en el país, una discusión que se mantiene sobre la mesa en Colombia, pues desde 2014 la Corte Constitucional ordenó su suspensión luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyera al glifosato entre los herbicidas que pueden causar cáncer.

El Ministerio de Defensa agregó que la certificación destaca que Colombia avanza en la meta para el año 2023 de reducir al 50 % las áreas de cultivos ilícitos y la producción mundial de cocaína.

Aspersión aérea con glifosato en Colombia

A mediados de 2015, durante el Gobierno de Juan Manuel Santos, el Consejo Nacional de Estupefacientes (CNE) acató la sentencia del alto tribunal que dos años después emitió un nuevo fallo en el que estableció que sería posible reanudar las aspersiones aéreas si una investigación científica, de forma “objetiva y concluyente, demuestra la ausencia de daño para la salud y el medio ambiente”.

La Corte Constitucional puso además seis requisitos que el Gobierno debe cumplir para reanudar las aspersiones y en esas condiciones trabajan las autoridades para volver a dicha práctica en una fecha que las autoridades no han definido pero que esperan que sea pronto.