La información fue confirmada por Noticias Santander, que dijo que Yersey Tami era buscado por las autoridades como el presunto homicida del comerciante.

Antes de entregarse, Tami compartió un mensaje a través de su perfil en Facebook, en donde dijo a familiares y amigos que “pronto sabrán la verdad de todo lo sucedido”.

“Estoy muy afectado al saber que mi vida dará un giro. Todos los que me conocen saben qué tipo de persona soy y lo que doy. Hoy, sencillamente, me voy dejando atrás mis hijos, mi trabajo, mi familia, mi carrera artística, mis sueños, mis metas, mis logros, todo lo que luché en mi vida para hoy perderlo. Tal vez fue una mala decisión pero ya nada puedo hacer…”, escribió.

Tami también se refirió a que luego de reflexionar ha “llorado como un niño”, y aseguró que su decisión estuvo motivada, al parecer, por problemas con su pareja.

“Solo fui una víctima más del amor de mentiras, engaños y traiciones. No lo niego, estaba enamorado de mi mujer, enamorado de mis hijos, de mi hogar”, dijo.

Finalmente, el rapero dedicó unas palabras para la familia del joven asesinado, le pidió “perdón” y dijo que está dispuesto a responder ante la justicia.

“Quiero pedir perdón a la familia de Camilo, mi intención con la canción no era ofenderlos. Respeto mucho su dolor, están en todo el derecho de odiarme, y pedirle perdón a todos lo que de una u otra forma ofendí o se sintieron insultados con mi tema, mi intención desde el principio fue entregarme por eso acepté mi responsabilidad en el tema”, escribió.

Y es que Tami compuso una canción en la que confiesa el crimen y explica que la víctima, presuntamente, estaba saliendo con su mujer, y asegura que la paternidad de un niño fue el detonante de la disputa.