El hombre fue visto con vida hasta el pasado 8 de septiembre. Días después, los vecinos comenzaron a sentir malos olores y de inmediato avisaron al cuadrante de Policía del sector de Mecal, en esa ciudad.

De acuerdo con El País, de Cali, el cadáver de Franklin fue encontrado con signos de violencia y envuelto en bolsas de basura, debajo de su cama.

“Los agentes llegaron hasta la habitación, que se encontraba invadida de moscas, y descubrieron el cuerpo dentro de bolsas plásticas”, describe ese medio, que enfatiza en que, dado el estado del cadáver, fue necesaria la presencia de expertos forenses.

Caracol Radio, por su parte, asegura que las autoridades tienen en su poder el registro de las cámaras de seguridad del sector y tratan de identificar a las personas con las que la víctima se encontró previo a desaparecer.

Ante el crimen, vecinos del barrio Petecuy primera etapa están en alerta.