El defensor del pueblo, Carlos Negret, confirmó en Caracol Radio la manera como esas dos personas obtuvieron la libertad en las últimas horas.

Preguntado por esa emisora si las liberaciones del Eln tienen que ver con una voluntad de ellos, una señal, de querer restablecer los diálogos con el Gobierno, teniendo en cuenta que esa es una de las condiciones que le pone el presidente Duque, Negret respondió:

“Nosotros hace ocho días recibimos tres niños de 10 y 11 años en el municipio de Arauquita. Nos los entregó el Eln. Ese fue un gesto de la guerrilla en Arauca, de ‘Pablito’, de entregar unos niños que no tienen por qué estar en la guerra, sino leyendo libros de historia y geografía y con un lápiz”, dijo.

Pero después aclaró: “Lo que tiene que ver con la liberación de Diana María Toro y Octavio Sánchez en el Chocó, eso no tiene sentido. Eso no fue una liberación de ‘queridos’, si se quiere, y por buscar la paz. Hubo pago. Y por eso fueron liberados”.

Para Negret, el Eln borró con una mano lo que había hecho con la otra. “Así no se puede, con una mano borra lo otro. El Eln si quiere construir paz en Colombia, tiene que construir paz sin extorsionar a las empresas, sin secuestrar a los particulares, porque Colombia está cansada del actuar del Eln en esas zonas del país”.

“De modo que el Eln en el Chocó borró lo que había hecho en Arauca hace 8 días. Uno no puede sacar de su casa, en Amagá (Antioquia), no puede sacar de su casa en Riosucio, a Octavio Sánchez y a Diana María Toro, y llevárselos 18 meses, llevárselos por más de un año, a vivir en unas condiciones… por el solo hecho de buscar recursos para financiar sus actividades ilícitas”, agregó.

Por su parte, el expresidente Álvaro Uribe aseguró en su cuenta de Twitter que por una de esas liberaciones, sin precisar cuál, se pagaron 3.000 millones de pesos.