Una joven madre colombiana de 23 años murió luego de realizarse una cirugía estética en Bogotá.

La mujer identificada como Laura Sofía Amaya, tenía un hijo de 4 años y había regresado a Colombia desde España, donde trabajaba, para realizarse el procedimiento y llevarse a su hijo con ella.

(Lea también: Colombia, de los países donde más cirugías plásticas se practican, sobre todo a extranjeros)

Varios familiares de la víctima explicaron que la joven se realizó una lipoescultura en un centro estético ubicado en la localidad Antonio Nariño.

La prima de Laura Sofía, Gabriela Duarte, aseguró que este lugar no era tan confiable para ella y sus familiares, pero la persona que realizó la cirugía y las recomendaciones de otras personas hicieron que confiaran.

“Nosotras dimos con ella porque muchas conocidas se habían operado con Brenda Gissel Celeita Angarita (la mujer que hizo el procedimiento). Los resultados al inicio eran geniales, ellos se hacían notar mucho por redes sociales. Ella se nos presentó a nosotros como médica esteticista profesional, entonces nosotras confiamos. Eso no era una clínica, era un local”, dijo Gabriela Duarte en Noticias Caracol.

El día de la cirugía en que murió Laura Sofía en Bogotá

El pasado 15 de septiembre, en horas de la tarde, Laura Sofía se realizó la cirugía con la confianza en que iba a salir viva y sin ningún problema de salud.

Sin embargo, una amiga de la joven mamá señaló que, al terminar la cirugía, Laura Sofía salió “muy mal” de salud, por lo que tuvieron que llevarla a un centro médico de urgencias. Lamentablemente, Laura Sofía Amaya murió al llegar al lugar.

“Convulsionó, estaba en mal estado de salud. La tuvieron que llevar al Policlínico de inmediato, a donde llegó muy delicada. Duró tres minutos viva y murió, no se pudo hacer nada”, reveló Camila, una joven cercana a la víctima al El Espectador.

Además, la prima de la joven señaló que, durante el procedimiento estético, Laura Sofía se cayó de la camilla.

(Vea también: Revelan cuáles son los procedimientos estéticos que más se realizan en el mundo)

Cuando la familia y amigos de Laura Sofía quisieron hacer el reclamo, el centro estético ya no tenía redes sociales, la persona que realizó el procedimiento no respondió ni mensaje ni llamadas, desapareció completamente.

“Desde que sucedió, no sabemos nada de ella. Borró el número de teléfono, borró todo lo que había sobre la clínica en redes sociales e internet, no quedó nada. Ni siquiera su familia nos contesta. Lo único que tenemos es la evidencia de las conversaciones que sostuvimos con ella cuando cuadramos el tema de la cirugía”, dijo Gabriela Duarte a El Espectador.

La Secretaría de Salud de Bogotá está verificando si este centro de estética cumplía con los requisitos necesarios de salubridad para realizar estos procedimientos médicos.

Mientras que, la Fiscalía está buscando el paradero de Brenda Gissel Celeita Angarita, la mujer que hizo el procedimiento a Laura Sofía. Además de pruebas que esclarezcan el caso.

Lee todas las noticias de nación hoy aquí.