“El Eln mantiene el control en el territorio e influencia en el tráfico de las drogas a través de una criminalidad y violencia despiadada que impacta a los ciudadanos de Colombia y los Estados Unidos. Por eso estamos comprometidos con su desmantelamiento”, señaló Terwilliger desde la Casa de Nariño.

El funcionario añadió que su visita no solo es para “reafirmar” la determinación del gobierno estadounidense, sino para “ir más allá en la lucha compartida contra el Eln”.

Duque destacó que la alianza con el Departamento de Justicia estadounidense permitirá “fortalecer la cooperación judicial para acelerar los procesos y buscar sanciones efectivas” contra los cabecillas de estructuras criminales del narcotráfico como el Eln, las disidencias de las Farc y el Clan del Golfo, entre otros.

“Creo que una visita tan importante de un grupo tan nutrido de fiscales de los Estados Unidos, que se caracterizan por su liderazgo en la lucha contra el narcotráfico y el crimen transnacional es la reafirmación de una alianza exitosa para derrotar a esas estructuras criminales”, destacó el presidente.

Durante el encuentro con los fiscales también se abordaron temas sobre la manera como se va a compartir información judicial y de inteligencia que permita ser cada vez más efectivos en la lucha contra el crimen transnacional.