El presidente colombiano reiteró que su gobierno no acatará el fallo de tutela que ordena exigir cuarentena de 14 días y prueba PCR negativa para coronavirus a aquellas personas que lleguen al país en vuelos internacionales.

Así lo anunció en medio de su recorrido por Norte de Santander (donde también dijo que las elecciones en Venezuela son un “remedo”) en un evento público en el que usó una comparación entre Madrid, municipio de Cundinamarca y la capital de España para justificar la insistencia del Gobierno en no solicitar los mencionados test.

“Dada la libre circulación del virus no se diferencia entre el que venga de Madrid, Cundinamarca, o de Madrid, España. Por otro lado, tenemos un comportamiento de la pandemia muy distinto que el de otros países, tenemos 92% de recuperación y hemos hecho estudio de seroprevalencia en varios lugares del territorio. Sobre eso está soportada una decisión científica”, mencionó el mandatario.

Duque además defendió los protocolos de bioseguridad que maneja el país frente a la contención de los posibles contagios de COVID-19, los cuales, indicó, “han sido validados como serios por parte de organismos multilaterales de salud que garantizan que nosotros podemos seguir una reactivación segura”.

Viajeros internacionales no deben presentar prueba de COVID-19 al ingresar a Colombia

Con su anuncio, el presidente Iván Duque respaldó la decisión del ministro de Salud, Fernando Ruiz, quien dijo que no acatará la decisión judicial que ordena que los citados viajeros presenten la prueba PCR a su ingreso al país y se sometan a 14 días de confinamiento tras su arribo.

Al respecto, Ruiz había dicho el pasado miércoles que era imposible cumplir esa orden de inmediato y que su cartera había respondido al fallo pidiéndole al juez que aclarara una serie de detalles en relación a su decisión.

Este fin de semana, el ministro incluso afirmó en Noticias Caracol que estaba dispuesto a ir a prisión por su desacato a la orden judicial, tal como se aprecia en el siguiente video:

Además, en un comunicado publicado en la página de la cartera de Salud, el funcionario insistió en que no es viable el cumplimiento del fallo “porque tiene efectos económicos y de salud, principalmente” y porque con esta decisión, según manifestó en otro boletín, se verían afectados 120.000 viajeros, pues a su llegada al país en diciembre estos tendrían que someterse a cuarentena.

“Lo que procederá ahora será la radicación de la impugnación del fallo y continuará el proceso”, sentenció el jefe del Ministerio de Salud.