Alicia Ordóñez denunció que su jefe, Carlos Morales, le pidió que cambiara de ‘look’ cuando la vio con su pelo natural y no alisado, porque tenía aspecto para ir a “bailar champeta en el barrio 31 de octubre”, detalló ella a Noticias Caracol.

El administrador del lugar le recalcó que era un “hotel conservador” y tenía que verse como una de sus compañeras presentes (señalándole a la recepcionista, “una mujer mestiza”), agregó la joven en el noticiero.

Ante la denuncia, el gerente del establecimiento respondió en el canal que “en ningún momento le faltó al respeto a ella” y que todo fue “un comentario jocoso” porque se sorprendió al verle un cambio de estilo.

La directora de la Fundación (para los derechos de los afrocolombianos) Mata’e Pelo, Raiza De la Hoz, expresó en Noticias Caracol su inconformidad por “un acto de discriminación hacia Alicia” por ser “una mujer negra, en condición de vulnerabilidad”.

Otra persona que se manifestó al respecto fue la periodista Mábel Lara. En febrero de 2018, la presentadora caucana fue noticia cuando dejó de alisarse el pelo para dar el noticiero.

“Conocer la historia de Alicia da más motivos para evidenciar lo que somos como país: clasista y racista (…) la ignorancia es atrevida, discrimina y está mandada a recoger”, escribió la comunicadora en su cuenta de Twitter.