Con un sentidísimo mensaje, Luis Colmenares difundió en su cuenta de Twitter el clip en el que se ve a su hijo, relajado, tranquilo, al lado también de su madre, Oneida Escobar, sonriente, llena de amor, un semblante que desaparecería abruptamente el día que supo de la muerte de su hijo.

No se ve a Jorge, el hermano menor de Luis Andrés, porque es el que está grabando el video. Él le dice a Luis Andrés, entre risas: “Di algo en el día de tu cumpleaños”. Y le pregunta en broma: “¿Te creció más la cabeza?”.

Y Luis Andrés le responde jocosamente: “No me creció más la cabeza, idiota”, y todos se ríen.

En medio de ese ambiente distendido, que refleja cómo era la familia Colmenares antes de que el sino de la tragedia la marcara para siempre, Oneida Escobar, también sonriente, cambia de tema y le pregunta si vio cómo le escribió alguien feliz cumpleaños (feliz con ‘s’).

“Feliz con ‘s’. Ja”, repara Luis Colmenares.

“Ya había pasado la materia hoy, papi”, agrega Luis Andrés.

“¡Cómo será esa felicidad!”, agrega Luis Colmenares.

“De contabilidad no necesitaba nada”, continúa Luis Andrés, al referirse a una de las materias que veía en su carrera en Los Andes.

“¿Y alguien se quedó?”, le pregunta Luis Colmenares a su hijo.

“Hay unos que necesitaban como 4,0, 4,5”, le contestó él.

Ahí termina el video de apenas 42 segundos, muy poco tiempo en imágenes, pero que deben ser profundamente eternas para una familia que pasa sus días recordando a su hijo y hermano, y clamando justicia por su aún inexplicable muerte.