Sobre esta delicada situación de orden público la alcaldesa de la población antioqueña, Gladis Miguel Vides, dijo, citada por Caracol Radio, que muchas de estas familias habitaban en la vereda San Antonio, y que tuvieron que salir de allí “con lo que tenían puesto”.

Incluso, Vides señaló a ese medio que muchas de estas personas aseguran que no quieren volver a sus territorios, “porque ésta ya es la segunda vez que los hacen desplazar y algunos tienen mucho temor”.

Pero lo más grave de todo, según la alcaldesa, es que una gran mayoría de desplazados son menores de edad. “Es muy preocupante, hay muchos niños, hay más niños que adultos y me preocupa eso también”, aseguró.

En cuanto a cómo ocurrieron los hechos, El Colombiano informó que, de acuerdo con testigos, por lo menos siete hombres fuertemente armados con fusiles y pasamontañas irrumpieron de manera violenta en la población, a eso de las 7:30 de la noche, y sacaron de sus casas a tres hombres que trabajaban en minería artesanal.

Luego, agrega el medio regional, los tomaron por la fuerza “y los llevaron hasta una cancha, donde los acribillaron”.

El Colombiano identifica a las víctimas como José Albeiro Villada Linares, de 33 años (oriundo de Santa Marta); Germán Betancur López, de 31 (de Tarazá); y Remberto Lucas Flórez, y dice que según testigos los subversivos se identificaron como “miembros del bloque Virgilio Peralta Arenas”, que hace parte del grupo de origen paramilitar denominado ‘los Caparrapos’.

Además, el periódico asegura que antes de escapar del sitio los delincuentes hicieron varios disparos, que también “arrojaron una granada de fragmentación que causó destrozos en un quiosco comunitario”, y que una persona resultó herida y fue llevada a un hospital.

Un primer reporte de la Policía, que recogen los dos medios, apunta a que la masacre de estos mineros se habría dado en medio de la confrontación armada entre ‘los Caparrapos’ y el ‘clan del Golfo’, que mantienen una disputa por el control del territorio para actividades relacionadas con la extorsión, el narcotráfico y la minería ilegal.