Los agentes rodearon un hotel de la localidad de Chapinero, Bogotá, y luego ingresaron al sótano donde encontraron a 73 personas intentando esconderse en habitaciones y baños, indicó Blu Radio.

Además, la Policía, que fue alertada por uno de los asistentes que al parecer se molestó por alguna situación de la fiesta, dijo la emisora, halló bebidas alcohólicas y sustancias psicoactivas. 

Noticias Caracol agregó que los organizadores de la rumba no solo habían entregado manillas a los asistentes, sino que tenían un DJ, meseras y hasta personal que se supone iba alertar de la presencia de los uniformados.

Los infractores de las medidas de seguridad, y además de la cuarentena estricta que rige en la localidad de Chapinero, fueron trasladadas a una estación de la Policía, señalaron los medios, donde fueron multados.

Los agentes manifestaron, de acuerdo con la radio, que es posible que en la rumba ilegal participarán más de 120 personas, pero varios lograron escapar.