Imágenes difundidas en Twitter dan cuenta de cómo unas personas tratan de apartar al reptil que flota sobre las aguas turbias de uno de los arroyos que inundaron ayer a la ciudad.

Aunque se desconoce cuál fue el destino de la serpiente que, al igual que los demás afectados por el primer aguacero de mayo, intentaba mantenerse a flote aferrándose a lo que pudiera.

Por otra parte, las autoridades siguen sin noticias del joven de 17 años, con síndrome de Dwn, que habría caído accidentalmente al arroyo San Juan.

Ya vino la Defensa Civil a la casa y se llevó los datos de mi hermano, este arroyo es bastante peligroso e incluso se sube el bordillo”, afirmó a El Heraldo Jesús Alberto Díaz, hermano del joven desaparecido.

Las autoridades continúan con la búsqueda de esta persona, mientras que la administración de la ciudad evalúa los daños durante la emergencia en la que participaron unidades de rescate de la Oficina de Prevención y Atención de Desastres y de la Cruz Roja, voluntarios de la Defensa Civil y 3 máquinas del Cuerpo de Bomberos de Barranquilla, añadió ese medio.

Casas afectadas, vehículos arrastrados y millonarias pérdidas materiales deja el primer aguacero de mayo en la capital de Atlántico y su zona metropolitana.

El artículo continúa abajo

Al menos 22 familias han sido reportadas por los organismos de emergencia, principalmente en el barrio Simón Bolívar, por inundaciones y graves daños en paredes y techos de sus viviendas, informa El Espectador.