El ataque se produjo hace dos semanas cuando el periodista Iván Serrano y el camarógrafo Óscar Carrión de Noticias Uno llegaron hasta un barrio de invasión para confirmar las denuncias respecto a una supuesta compra de votos a favor de Samuel Arrieta y Liliana Bernal, candidatos de Cambio Radical al Concejo de Bogotá y a la JAL de Fontibón, respectivamente, informó ese noticiero.

Pese a las agresiones, el informativo confirmó que al menos una máquina y una volqueta estaban en un terreno que pertenece a la Caja de Vivienda Popular. Incluso, algunas imágenes registraron al conductor de la alcaldesa local, Johanna Bocanegra, aparentemente supervisando las obras, según ese informativo.

No obstante, la funcionaria negó al noticiero cualquier tipo de participación de su administración en esas obras, además rechazó los señalamientos de que la maquinaria pertenecía a la alcaldía local y añadió que la pavimentación corría por cuenta de los vecinos.

Nosotros, como alcaldía, no tenemos ese tipo de maquinaria. Puede tener símbolos, pero nosotros no somos dueños de esa maquinaria”, afirmó la alcaldesa, quien de una vez tomó distancia respecto a qué tipo de actividad tenía su conductor en un barrio ilegal, en donde se adelantaban obras de malla vial y que además estuvo en el sitio de la agresión.

“El conductor no tiene ningún tipo de trabajo allí  porque él es un conductor de la Alcaldía, es un contratista”, agregó la mandataria a Noticias Uno.

Las denuncias que llevaron a ese equipo periodístico a investigar la presunta de compra de votos fueron hechas por el edil Giovanni Suárez en una sesión de la JAL, en donde también advirtió que su equipo de trabajo recibió amenazas e incluso uno de sus colaboradores tuvo que salir del país, destacó el portal Fontibón 360.

Lo curioso es que estas amenazas se dan luego de que yo denuncio que la administración local tiene candidatos propios, que están participando en política. Y que lo están haciendo a través del uso de la maquinaria local, arreglando vías en un barrio que es ilegal; en donde no puede haber intervención de esta administración”, indicó Suárez, agregó el medio local.

De hecho, el cabildante cuenta con un escolta asignado por la Unidad Nacional de Protección, UNP.

Vea el informe de Noticias Uno: