En las imágenes se evidencia el momento en el que los uniformados sujetan por el cuello a la mujer, mientras esta los golpea con patadas tratando de soltarse. Además, otros policiales detienen al hombre.

Todo comenzó por un accidente de tránsito. Al parecer, los policías llegaron al sitio por el llamado de los vecinos que aseguraban que una mujer había sido atropellada por un motociclista que quería escaparse del sitio, de acuerdo con lanuevaprensa.com.co.

Según ese medio y Noticias Caracol, el esposo de la víctima (presuntamente un oficial del Ejército) llegó al lugar del incidente y sostuvo una discusión con el motociclista. Eso también lo aseveró un testigo en el noticiero:

“El esposo de la señora se acercó corriendo y golpeó al señor de la moto. El policía, en lugar de estar pendiente del señor de la moto, incurre a coger al esposo de la señora y mientras que empieza esa discusión entre el esposo de la señora y los policías, el de la moto se escapó”.

Después eso, la pareja caminó hasta el establecimiento comercial, pero los policías los alcanzó para capturar al esposo de la mujer accidentada, aseveran los dos informativos.

En ese momento ocurre el presunto abuso de autoridad. Según los denunciantes, durante las agresiones, el hombre [esposo] fue ahorcado, la fuerza le impidió respirar y terminó tendido en el piso e inconsciente, agregó el medio digital.

Sobre la situación, el coronel Jhon Jairo Urrea, comandante de estación de Policía de Suba, tiene una versión distinta, y explicó al noticiero de televisión:

“Cuando la patrulla llega a hacer la mediación policial, aparece un tercero [presuntamente el esposo de la mujer arrollada] que sin mediar palabra agrede al masculino [motociclista] que estaba vinculado a este altercado. La unidad solicita apoyo con el ánimo de calmar a las personas, de mediar en este caso de intolerancia y de riña, y se presenta una agresión por parte de estas personas [pareja] hacia el personal del cuadrante”.

A continuación el video compartido en Noticias Caracol, donde se escucha que varias personas intervienen y le gritan “¡abusivo!” al policía que retiene a la mujer.