Durante el presente año “se han notificado 31.010 casos y 57 fallecimientos por dengue”, informó el Instituto Nacional de Salud, en su más reciente boletín epidemiológico.

A pesar de tener cifras alarmantes en el país, al virus transmitido por el mosquito ‘aedes aegypti’ en zonas tropicales parece que no se le ha dado tanta importancia. Todos los reflectores se los ha llevado el COVID-19 que ya ha dejado a 3 personas infectadas en Colombia.

Los riesgos por dengue se incrementan debido a que “muchos de los municipios en Colombia tienen graves deficiencias de servicios públicos”, y una de las causas de la proliferación de mosquitos es “el mal estado del agua”, manifestó el director de Salud Pública de la Universidad Nacional, Francisco de la Hoz, en W Radio.

La alerta mediática generada por el coronavirus es “entendible”, ya que este es “un virus desconocido”, indicó el funcionario en esa frecuencia radial.

“(Coronavirus y dengue) son dos cosas diferentes y parece que tendremos ambas este año”; la llegada del COVID-19 “no quiere decir que las autoridades de salud hayan descuidado el dengue”, añadió el directivo en la cadena.

El Ministerio de Salud ha hecho las siguientes recomendaciones para  prevenir los criaderos de mosquitos que pueden transmitir dengue:

  • Cambiar frecuentemente el agua de los bebederos de animales y de los floreros.
  • Tapar los recipientes con agua, eliminar la basura acumulada en patios y áreas al aire libre, eliminar llantas o almacenamiento en sitios cerrados.
  • Utilizar repelentes en las áreas del cuerpo que están descubiertas.
  • Lavar y cepillar tanques y albercas.