En su más reciente aparición, que fue difundida por la cuenta de Facebook ‘Fuera Rataxistas’, se puede ver a Contreras manejando un taxi, mientras está grabándose y anda pendiente de lo que sucede en la aplicación de transporte Picap.

El conductor se muestra bastante indignado con las “ratas de la ilegalidad” y con sus usuarios, pues, según Contreras, uno de los servicios reportaba que se demoraría más de 50 minutos.

“Lo de limosneros dejémoslo a la ilegalidad. Nosotros somos profesionales, taxistas honrados, taxistas trabajadores. Esto [la aplicación] es un descaro. Ojalá un taxista se demore 5 minutos y le cancelan”, alegó.

Bastante molesto, el conductor agregó: “50 minutos de espera y ahí sí esperan. Nosotros somos legales. Ya dejemos de agachar la cabeza por estas ratas. Nosotros, cada día con más condiciones y estos señores trabajando como se les da la gana”.

En ese punto, lanzó un mensaje a sus colegas taxistas: “No nos regalemos más. Si nosotros no nos respetamos como taxistas legales, ningún pasajero nos va a respetar”.

Ahí Contreras lanzó su invitación: “Les voy a hacer una propuesta: todos los taxistas y sus familias. Descarguen las aplicaciones ilegales estos días que va a haber día sin carro [pico y placa extendido] y mantengamos esas aplicaciones en [tarifa] dinámica, porque nuestros usuarios reniegan del taxista, pero cuando la tarifa está en 40.000 o 50.000 pesos sí se acuerdan de que existe un taxi”.

También se refirió a los llamados que hacen desde redes sociales para dejar de usar los taxis como medio de transporte y dijo que es una estrategia de “las ratas” que los quieren estigmatizar.

En contraste, y acudiendo a su repetido argumento de “la legalidad”, Contreras invitó a los miembros del gremio amarillo a parar. “Nos tienen pisoteados porque nosotros mismos lo permitimos. Ya es hora de parar, ya es hora de demostrar que somos legales. En serio, ¡ya no más!”.

Y luego, al mejor estilo propagandístico, exaltó los valores de los conductores de los ‘amarillos’: “Siéntanse orgullosos de que son conductores de taxi, de que no son ladrones, de que no son piratas. Cualquiera no se sienta en un volante”.

Además, llaman la atención dos hechos puntuales del video en el que aparece el taxista machista.

El primero es que —nuevamente— Contreras graba su mensaje a pesar de que está conduciendo. Si bien no es la primera vez que lo hace, sorprende la agilidad con la que graba, cambia de cámara y hasta de ángulo, más teniendo en cuenta que es un material de más de 11 minutos.

El segundo elemento que despierta suspicacia es que Contreras reaparezca manejando un taxi. Y es que después de su mensaje misógino contra las conductoras de Uber, el taxista había sido sacado de la empresa donde trabajaba.

Incluso, Contreras había cambiado de profesión y en una de sus apariciones en medios dijo que se dedicaría a vender zapatos.

Este es el último video del taxista: