Una cámara de CityTv fue testigo del drama que atraviesan decenas de familias que pagan un arriendo diario en moteles y residencias de la zona de tolerancia, pues debido al cierre de establecimientos nocturnos y de ventas ambulantes se quedaron sin cómo buscar el sustento.

“Sí están funcionando, pero nos están tirando a la calle porque no tenemos el diario para pagar. Hay muchos venezolanos que no tenemos comida”, contó un joven en el noticiero.

Una mujer, que también se vio afectada con la medida, aseguró a ese medio que la situación más precaria la viven los niños, y que por eso están buscando quién les pueda ayudar con alimentos.

El noticiero hizo un recorrido por varias calles de la zona y encontró que la situación se repite en varios establecimientos, aunque encontró que hay residencias y moteles que siguen funcionando de forma “clandestina”.

“Alojan familias en pequeñas habitaciones y en espacios reducidos con poca ventilación”, denunció el periodista.

Fue por eso que en horas de la mañana hubo gran presencia de personas sobre la avenida Caracas, mientras que la Policía intentaba mantener el orden en las calles de este deprimido sector de la capital. De todas formas, estas familias afectadas siguen buscando un espacio en donde puedan acatar la medida de aislamiento obligatorio, pero se han encontrado con que los arriendos superan los 30.000 pesos por día.

Por ahora, la directora del Departamento de Prosperidad Social (DPS), Susana Correa, anunció en Blu Radio que las familias venezolanas no serán incluidas en el auxilio de 160.000 pesos para informales que no están en programas del Estado, y que el Gobierno alista un paquete de ayudas para los extranjeros.

Este es el informe de CityTv.