Además, desde 2017, la Secretaría Distrital de Movilidad suspendió un total de 63.000 licencias a ciudadanos que han cometido más de una falta a cualquiera de las normas de tránsito en un periodo de seis meses. Lo anterior significa que, en 2018, esta medida se aplicó a un promedio de 30.000 conductores.

Lo anterior se explica porque el Código de Nacional de Tránsito sentenció lo siguiente:

“En caso de reincidencia se suspenderá la licencia de conducción por un término de seis meses. Se considera reincidencia el haber cometido más de una falta a las normas de tránsito en un periodo de seis meses”, dice la norma.

Después de que las autoridades ejecutan esa medida, la Secretaría notifica a los ciudadanos, procede a aplicar las resoluciones sancionatorias y hace el reporte al Registro Único Nacional de Tránsito (Runt). Una vez registrada la sanción en la página web del Runt no se puede modificar, detalló la Secretaría.

La entidad advirtió que existe una correlación entre reincidencia y siniestralidad vial. Por ejemplo, en el primer semestre de 2019, de 3.044 taxis que estuvieron involucrados en accidentes, 2.411 ya tenían comparendos (79 %); y los taxis involucrados en siniestros fatales tenían en promedio 4 sanciones emitidas desde enero de 2018.