La decisión se mantiene hasta el primero de noviembre para las conexiones con otros países por vías terrestres, marítimas y fluviales. Inicialmente, se había decretado hasta este primero de octubre; eso significa que este jueves no habrá paso por esos puntos.

De acuerdo con Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia, la medida busca evitar la propagación del COVID-19 dentro del territorio nacional y la región, protegiendo así a ciudadanos nacionales y extranjeros.

Para el jefe de la autoridad migratoria, el mes de octubre servirá para coordinar, junto a las autoridades locales y departamentales, las condiciones ideales que permitan pensar en una posible reapertura, sin poner en riesgo a la ciudadanía.

No obstante, habrá actividades que son excepciones al cierre de fronteras en Colombia:

1. Emergencia humanitaria.
2. El transporte de carga y mercancía.
3. Caso fortuito o fuerza mayor.
4. La salida del territorio nacional de ciudadanos extranjeros de manera coordinada por la Unidad Administrativa Especial Migración Colombia, con las autoridades distritales y municipales competentes.

Entre tanto, Espinosa Palacios afirmó que, tras conocer las necesidades y la realidad de diferentes municipios de Norte de Santander que dependen de esos pasos fronterizos, espera en el transcurso del próximo mes se defina una estrategia conjunta:

“Pensar en una posible reapertura de frontera es pensar en un sinnúmero de desafíos. Estamos frente a la posibilidad de comenzar a construir las fronteras que todos queremos. Fronteras ordenadas y seguras, que redunden en la tranquilidad de la región y del país. Pensar en abrir la frontera requiere del compromiso de todos y en eso debemos trabajar durante los próximos días”.