Por eso, el más reciente video de Riaño se ha viralizado: tiene un doble filo que toca no solo a los exjefes de las Farc que anunciaron este jueves que vuelven a las armas, sino, en general, a los señores de la guerra (incluidos, por supuesto, esos cabecillas guerreristas) que permanecen en la sombra mientras quienes se matan son los jóvenes, hijos de familias pobres a quienes les hacen empuñar las armas.

‘Juanpis González’ aparece en la terraza, según él, de un lujoso hotel, con su ya célebre pinta de gafas oscuras, buzo sobre los hombros, tabaco en mano, peinado con gomina y hablado de gomelo. En frente tiene una mesa sobre la cual hay botellas de licor con hielera.

“Estoy muy feliz y quiero celebrar con ustedes, porque hoy gana la democracia. Hoy ganó Colombia”, dice, en clara alusión a la proclama que leyó alias ‘Iván Márquez’, en un video difundido este jueves en la madrugada. “Hoy inicia una nueva guerrilla y nosotros iniciamos una nueva guerra”.

En ese momento, hace la sarcástica pregunta que toca las fibras de las familias colombianas del común: “¿Y quiénes van a poner los muertos?”, a lo cual responde de inmediato, muy satisfecho: “Ustedes, los pobres, los que siempre nos han salvado, güevón”.

“Brindo por ustedes, porque los vamos a armar, y nosotros nos vamos a salvar”, agrega, hinchado.

Después, anima (como deben hacerlo los señores de la guerra, sea cual sea la bandera que digan defender) a sus soldados: “Pilas: con toda güevón. Son unos berracos ustedes, güevón”.

Al final, brinda con una copa en una mano y una botella de licor en la otra, y dice “Viva Colombia”, de la misma manera que han invocado el nombre del país quienes lo han mantenido incendiado durante décadas.