Claudia López recordó que la primera línea de metro se hará desde Kennedy y Bosa hasta el noroccidente de la capital.

Según la alcaldesa, de esa manera se logrará tener una red de metro y regiotram “que sea la base del sistema de transporte masivo de Bogotá”, en lugar de que esa base sea Transmilenio.

En esa línea, la mandataria reiteró que por la carrera Séptima no irá Transmilenio, sino un “moderno corredor ecológico”.

López, pensando en los traumatismos en movilidad que ocasionarán las obras, advirtió a los bogotanos: “Debemos ser conscientes de que en el corto plazo no tendremos metro; lo que tendremos es más trancón”.

Así pues, la alcaldesa resaltó que se deberá “mejorar y dignificar el transporte en Transmilenio, el SITP, las ciclorrutas y los medios alternativos de transporte”.