Se hizo un cambio en el contrato de concesión de la primera línea del Metro, por la propagación del coronavirus y la manera en que se han visto alterados “algunos puntos del cronograma de ejecución”, informó La FM.

Las medidas extraordinarias se dieron teniendo en cuenta “el contacto continuo entre contratistas chinos y colombianos”, así como “el desarrollo de la documentación” en el país asiático, epicentro del virus, detalló la emisora.

Sin embargo, las modificaciones en ciertos plazos de la ejecución “no afectarán la realización de las obras”, añadió el diario El Tiempo.

“Las partes estiman necesario ampliar los plazos máximos previstos por el contrato de concesión para el cumplimiento de las obligaciones (…) dicha ampliación no postergará la fecha estimada de inicio de ejecución de obra”, concluyó el consorcio Metro Línea 1, en un documento recogido por el periódico.