Zuluaga dijo, por medio de un video, que recibió un reporte del Instituto Nacional de Salud (INS) en donde se advierte que todos estos casos están “relacionados con la cárcel de Villavicencio”, aunque destacó que hay cuatro personas recuperadas, pero en Acacías.

Con esta cifra, el número de contagios en la prisión de mediana seguridad asciende a 657 positivos, según Noticias Caracol, y la preocupación se centra ahora en que el virus sigue encerrado en esa cárcel contagiando a reclusos y a guardianes por igual.

De hecho, hasta el lunes en la tarde el reporte que se conoció del Inpec es que había 459 internos contagiados y 49 funcionarios, los cuales permanecen aislados para evitar una propagación mayor en época de cuarentena.

La alarmante situación llevó a que congresistas llaneros y hasta el Partido Liberal lanzaran un llamado al Gobierno y al Ministerio de Salud para que refuercen los controles debido la ventaja que está cogiendo el virus.

“Importante que el Gobierno Nacional replantee el número de respiradores anunciados para el departamento del Meta”, comentó el representante liberal Alejandro Vega, en Twitter.

Y no es para menos, pues este fin de semana se conoció de la muerte de una joven enfermera que fue contagiada del virus por su esposo: un guardián del Inpec de la cárcel de Villavicencio.