Para atender la situación hay maquinaria pesada en la parte baja del kilómetro 59, cerca al sector de Guayabetal, en donde se intentan remover las piedras y el lodo, informa Noticias Caracol.

“Lamentablemente, las lluvias no nos favorecieron, llovió durante toda la noche”, dijo el teniente Carlos Ramírez, comandante de la ruta de la vía al Llano Bogotá-Villavicencio al informativo.

Ramírez añadió al medio que la situación ha hecho que “el material constantemente baje de la montaña” y se hayan tenido que parar los trabajos.

Así lo manifestó Coviandes a través de su cuenta de Twitter.

La concesionaria afirmó previamente a través de un comunicado que la emergencia por las afectaciones en la vía no es responsabilidad suya.

“Las causas del deslizamiento obedecen a la propia condición de la Cordillera, que se agrava por el factor climático, esto es, por la fuerte temporada de lluvias, además de otros como la actividad humana”, señala el boletín.

En la nota se expone que varios vehículos de carga han tenido que regalar e incluso botar los alimentos transportados y que el incremento del precio en vuelos y tiquetes de Villavicencio a Bogotá se ha disparado.