Para José Barragán y su compañera de viaje, varados en Playa del Carmen, México, regresar a Colombia en medio de la pandemia fue un proceso que, aparte de extenso, fue agotador; según contó el ciudadano a Noticias Caracol, la ansiedad por volver a casa se convirtió con el pasar de los días en un clamor al Gobierno por ser admitidos en un vuelo humanitario, que de eso solo tiene el nombre, ya que todos los pasajeros que venían allí tuvieron que correr con el gasto de su pasaje.

“Cuando llegamos al aeropuerto vimos que cada vez éramos más colombianos y todos con la ilusión de ver a sus familias, de estar en casa. Muchos no lo estaban pasando bien donde estaban”, dijo el colombiano al noticiero, y destacó que su único deseo por estos días era cambiar la playa, el sol y el mar de México por el frío de Bogotá.

Barragán destacó en el medio que la sensación de todas las personas con las que se encontraron en el aeropuerto de ese país era de incredibilidad tras varios días de tensa incertidumbre por su futuro en medio de la crisis por coronavirus. “No creíamos que íbamos en ese avión, yo veía a todo el mundo y todo el mundo iba con el medio de la preocupación por todo lo que está pasando, pero también con un poco de tranquilidad por volver a casa”.

Luego de estrictos protocolos de bioseguridad, la aeronave estaba a su capacidad máxima (todos los pasajeros sin guardar distancia); sin embargo, el colombiano le contó al informativo que ni siquiera pudieron dormir por estar pendientes de cómo tratar de no hacer contacto con los otros para evitar cualquier riesgo de contagio. “Fueron casi cuatro horas en que todo fue eterno para nosotros”.

“Cuándo ya aterrizamos y dijeron bienvenidos al aeropuerto el Dorado, de Bogotá, todos aplaudimos y celebramos. Venían personas mayores, niños y otros de todas las edades. Todos muy contentos en realidad”, indicó Barragán, y agregó que luego de los últimos controles de bioseguridad las autoridades les ordenaron guardar una estricta cuarentena.

De acuerdo con Claudia Blum, ministra de Relaciones Exteriores, este fin de semana se esperan dos vuelos provenientes de Canadá y España con más colombianos repatriados. “Han sido 50 vuelos de 23 países cuyos costos son asumidos por los viajeros y con su autorización, por razones humanitarias, se someten a rigurosos protocolos sanitarios y migratorios. Entre el 25 de mayo y 3 de junio se esperan la llegada de 1000 colombianos más”, destacó la canciller.