La columnista de Semana sostiene que los únicos que perdieron fueron el presidente Iván Duque y el senador Álvaro Uribe, “por partida doble”, porque su “tesis falaz sobre la extradición” no encontró asidero en la opinión pública.

Y no solo eso, sino que el país está seguro de que no quiere dejarse arrastrar por los “lodos del odio del expresidente”, ni por el miedo, ni las tácticas para desprestigiar a la justicia o asustar a las nuevas generaciones señalando a “defensores de la JEP de ser aliados de la mafia”.

“Duque terminó ninguneado, arrastrado por la inercia del presidente eterno y encima de eso, salió de ese túnel, enmermelado”, acentuó la columnista que también incluye en el bando de los perdedores al fiscal Néstor Humberto Martínez.

El jefe del ente acusador terminó aceptando lo inaceptable, comenta la periodista: “confesó que desde enero sabía que la Corte Constitucional estaba siendo chuzada pero quienes la intervenía no provenían ni de un agencia de inteligencia del Estado, ni de la DEA, ni de la Fiscalía, sino de una empresa criminal de la que no dio mayor razón”.

De igual manera, Duzán asevera que el país, versión 2019, “ya no les come cuento ni se deja amedrentar” de quienes están empeñados en desviar a la sociedad de la verdad citando al escritor británico George Orwell.