La explosiva entrevista que concedió el expresidente Álvaro Uribe a la W Radio y que dejó perplejos y con escalofríos a varios periodistas y analistas políticos del país, sirvió como base para que Duzán piense que el senador busca imponer un dogma que pretende “quemar todo, sin clemencia” al estilo de Daenerys Targaryen, la reina de los dragones en ‘Juego de tronos’.

“De frente, Uribe dijo, finalmente, que quiere acabar con la JEP, que no se aguanta más a esas Cortes que lo investigan y que no fallan como él pretende, y que las quiere reemplazar por un tribunal único; también desea reducir el tamaño del Congreso y, sobre todo, desconocer lo acordado con las Farc en La Habana en materia de reincorporación política y de justicia”, manifestó Duzán en la revista.

Y de inmediato objetó lo que el senador y líder del Centro Democrático pretendiera imponer como una manifestación democrática en el país el denominado “Estado de opinión”, como una supuesta manifestación superior al Estado de derecho y abiertamente democrática.

Según Duzán, eso es falso y trata únicamente de la “opinión que refleja su pensamiento, la que es manipulable, que odia cuando se le ordena odiar y que está entrenada para responder como un perro de caza, es la única que él reconoce. La otra opinión, la que ellos no manipulan, es peligrosa porque está infectada de un “sesgo ideológico”.

Lo que estaría detrás de todo esto sería generar un ambiente de odio que favorezca los intereses del partido Centro Democrático para las elecciones regionales de octubre, para lo que se ha valido de soldados del uribismo como Herbin Hoyos que es uno de los que promueve un referendo para refundar el país, subrayó la columnista.