El presidente colombiano, Iván Duque, manifestó que este es solo uno de “cuatro importantes acuerdos”: “Ya nosotros habíamos fortalecido la presencia militar en la frontera en el departamento del Amazonas, ahora también las autoridades de Brasil van a concurrir en ese esfuerzo para tener controles, sobre todo tener especial supervisión sobre los pasos informales”, manifestó el mandatario en su programa diario.

“Lo segundo, nosotros establecimos un protocolo de comunicación a través de las autoridades para hacer ese seguimiento de manera diaria”, agregó. El tercer acuerdo al que llegaron Brasil y Colombia, prosiguió, consiste en el establecimiento de un mecanismo para “homogeneizar medidas en puntos de frontera, sobre todo con Tabatinga (Brasil), donde se ha visto un crecimiento exponencial de los casos de COVID-19”.

“Aquí lo que se busca es que cada una de las medidas que se adopten por parte de Colombia sean respetadas y entendidas por las autoridades de Brasil y que ellos también en el marco de lo que debe ser la aplicación de las medidas por las autoridades locales puedan concurrir en muchos de ellas”, añadió el mandatario.

Finalmente, se constituyó un “grupo ad hoc de coordinación del COVID-19 entre autoridades de Brasil y Colombia que permitirá semanalmente transferir información que nos ayude a prevenir los efecto negativos de esta pandemia”.

Colombia y Brasil comparten 1.644 kilómetros de frontera, siendo Leticia, capital del departamento del Amazonas, el único paso fronterizo desde el lado colombiano hacia la brasileña Tabatinga y también hacia la localidad peruana de Santa Rosa de Yavarí.