El ciudadano extranjero no se percató en ese momento de que en vez de cobrarle 330.000 pesos que costaban los servicios que solicitó, en el establecimiento comercial, el empleado digitó 3.300.000 pesos, informó El Universal.

Una vez el administrador del restaurante hizo el balance de las ventas del día y se dio cuenta de que le sobraba dinero, inmediatamente informó a la Policía lo que había sucedido. Fue así como empezó la búsqueda del turista, explicó a ese medio el secretario del Interior y Convivencia Ciudadana, José Carlos Puello.

El funcionario dijo que el extranjero logró ser ubicado antes de que abandonara el país, y que este lunes en la mañana se hizo la devolución del dinero que había pagado de más.

RCN Radio compartió una imagen en donde se ve cuando el turista recibe el dinero de parte del administrador del negocio, y dice que este gesto de honestidad será resaltado en público por la administración de la ciudad como ejemplo para el sector turístico, que ha sido tan cuestionado por excesivos cobros en productos que ofrecen a los visitantes.

Las autoridades locales también adelantarán campañas formativas y de seguimiento para que los vendedores no excedan los precios y eviten así ahuyentar a los turistas.