Las cifras habrían sido cotejadas en una Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, según Blu Radio, en la que se discutieron los avances de la desmantelación de estructuras ilegales, que amenazan a los líderes sociales.

Luego de esa comisión, la Procuraduría le señaló al Gobierno que “estas cifras llaman la atención, así como las generadas por otras fuentes que resultan distintas”, aunque dice que eso pudo suceder porque midieron los crímenes en periodos distintos o tienen un concepto diferente “sobre el perfil del líder social en nuestro país”, citó la emisora.

No obstante, el procurador advirtió, de acuerdo con el medio, que la diferencia es muy grande, y se deberían tomar acciones para verificar por qué los números no coinciden.

“No es extraño que eso ocurra, pero tampoco es bueno que haya brechas tan grandes entre las distintas fuentes de información, razón por la cual cobra una enorme importancia desplegar bajo su liderazgo acciones que logren acercar los conceptos”, escribió Carrillo, según la radio.

Hasta ahora no se conoce una respuesta del Gobierno, que no es la primera vez que tiene diferencias en cifras con otras entidades.

Por ejemplo, a principios de agosto, el Dane informó que ellos tenían números diferentes sobre los muertos por coronavirus, a las del Ministerio de Salud.